el financiero

El financiero en la empresa, ¿defensa o delantero?

Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El delantero hábil encara el riesgo mediante regates y filigranas que le recompensen con el gol. Su intento será siempre celebrado. El defensa apoya el juego desde atrás, incluso a veces lo lidera y remata, pero en la zaga siempre rehúye el cara a cara. Sin complejos, despeja el balón afuera al menor apuro. Si titubea y yerra, él y su equipo serán castigados.

El primer objetivo de todo organismo, como una empresa, es sobrevivir. Detrás va el de obtener la mayor utilidad, medida por la satisfacción o el beneficio. Sobrevivir se relaciona con el riesgo y, en la empresa, también con atender sus necesidades operativas y financieras. Por eso el financiero debe anteponer el riesgo y el servicio a la rentabilidad.

Al financiero se le llama the risk man o the money man

Aunque haya quien califique las finanzas y su tesorería como un centro de beneficio, su contribución directa al resultado queda subordinada por su aportación indirecta mediante el servicio y la gestión del riesgo. Una obsesión por optimizar el beneficio puede degradar la calidad del servicio y poner en peligro a la empresa. Exagerar la contribución al beneficio le puede incitar a especular en búsqueda de resultados rápidos, a recortar gastos estratégicos o a ser cicatero con la liquidez porque cuesta financiarla.

Estas prioridades del financiero se apoyan en tres verdades bien conocidas:

  • La empresa triunfa o fracasa en los mercados de productos o servicios, pero muere por las finanzas.
  • La gestión financiera excelente no asegura el éxito; la mala lleva al fracaso.
  • Las finanzas no admiten errores graves pues sin dinero no hay actividad.

Formación en Finanzas y Control de Gestión

En el Máster en Finanzas online que imparte Converthia junto a Next IBS y acreditado por la CNMV, aprenderás a

  • Asegurar la liquidez y la solvencia con un uso eficiente de los fondos.
  • Proteger el margen del negocio, gestionando los riesgos y sin especular.
  • Apoyar las operaciones de la empresa y su posición competitiva.
  • Cuidar los costes de financiación y gestión, respetando los objetivos anteriores.

Como las finanzas son más un centro de servicio y seguridad que de beneficio, toda empresa, grande o pequeña, debe contar con un financiero experto. Está en juego su supervivencia.

Converthia, expertos en finanzas y control de gestión

 30/03/2021